8/6/17

Reseña | La rueda celeste - Ursula K. Le Guin

» Título: La rueda celeste
» Título original: The Lathe of Heaven
» Autora: Ursula K. Le Guin
» Editorial: Minotauro
» Género: Ciencia ficción
» Año: 1971  / Edición: 2017
» Encuadernación: Tapa blanda
» Nº Páginas: 224 páginas
» ISBN: 9788445004258
» Precio: 19'50 €
» Comprar: Amazon

Puntuación
En un futuro castigado por la violencia y las catástrofes medioambientales, George Orr descubre que sus sueños tienen la capacidad de alterar la realidad. George buscará la ayuda del doctor William Haber, un psiquiatra que no dudará en aprovecharse de su poder. Cuando el doctor Haber empiece a manipular sus sueños en beneficio propio George deberá luchar para proteger la realidad.

Reseña:

La rueda celeste es ciencia ficción pura, de la de antes. De hecho, este libro fue publicado en 1971 y, sin embargo, asombra la vigencia que tiene más de cuarenta años después con los mensajes que la autora quiere transmitir y la crítica que pretende hacer sobre la sociedad y el individuo. Una especie de fábula moral fascinante que no puede ser ignorada.

La historia se desarrolla en un siglo XX alternativo, caracterizado por la superpoblación, las guerras entre los estados de Oriente Próximo y el control del gobierno sobre la libertad de las personas, que viven hacinadas en habitaciones minúsculas y con carencias alimenticias. La autora nos presenta una visión premonitoria de naturaleza pesimista sobre lo que nos deparará el futuro debido al deplorable cuidado del medio ambiente que se está realizando y a la no-gestión de los recursos naturales. El mundo y los paisajes se vuelven cada vez más artificiales y, con ellos, las personas.

La rueda celeste comienza cuando George Orr se ve obligado a acudir a la consulta de un psiquiatra tras ser sancionado por consumir más drogas de las permitidas por su tarjeta de medicamentos (existe un estricto control por parte del gobierno). Concretamente, fármacos para suprimir sus sueños. Allí conoce al doctor Haber, que intentará ayudarle. Durante la entrevista previa al diagnóstico, Orr acaba derrumbándose y le explica al doctor por qué quiere huir de forma desesperada de los sueños. El caso es que, en ocasiones, Orr tiene lo que él apoda como "sueños efectivos", lo que hacen es cambiar la realidad de forma retroactiva. Es decir, si sueña con que una persona muere, al despertar esa persona estará efectivamente muerta y toda la realidad se habrá alterado para que este hecho sea así y, además, afectará al curso de la historia –si es necesario– y a la mente de todas las personas. Es decir, la memoria de todo el mundo se verá afectada para que acepte esa nueva realidad, a excepción de la del propio Orr, el único que mantiene en su cerebro ambas realidades (la anterior u original y la nueva o alterada).


El doctor Haber, un onirólogo (especialista en sueños), insiste en realizar en su propia consulta una prueba para comprobarlo; ya que, obviamente, no cree la versión de su paciente. Gracias a una máquina potenciadora del estado onírico que posee y a la hipnosis, el doctor Haber induce el sueño a Orr y le sugestiona para que imagine algo en concreto. Cuando Orr se despierta, se ha producido un cambio: el cuadro del monte Hood que había en el despacho se ha transformado como por arte de magia en el cuadro de un caballo. Y ya no es solo Orr el que conserva las dos memorias, también el propio doctor Haber. Pese a ello, lo desmiente con aparente seguridad ante la sospecha de Orr.


A partir de ese momento, nuestro protagonista seguirá acudiendo regularmente a las sesiones con el doctor para que le "cure" (que pierda el miedo a sus sueños), tal y como le obliga la ley. Será cuando irá comprobando que Haber es muy consciente de la capacidad de sus sueños efectivos y que, además, se está aprovechando de ellos para hacer lo que parecen ser actos altruistas que, sin embargo, desencadenan consecuencias imprevisibles y que ponen en serio peligro al mundo. Orr llegó aterrorizado a la consulta debido a que era el responsable de los cambios que se estaba produciendo, pero ahora la situación es peor: hay alguien que lo está utilizando con dicho fin.

Mediante esta premisa nos encontramos con multitud de ideas, reflexiones y mensajes de una gran profundidad que se transmiten, especialmente, gracias a los protagonistas de la trama: George Orr y el doctor Haber. El primero de ellos se nos presenta como una persona débil, temerosa y cobarde, que no quiere cargar con esa responsabilidad que implica su don y prefiere permanecer inoperante. El doctor Haber, por otro lado, representa el deber, incluso se muestra paternalista con su paciente. Sin embargo, el lector pronto comprueba que las consecuencias de los cambios que provoca, pese a lo terribles que sean, no le afectan. Se trata de la encarnación de aquello de hacer lo que es "correcto" para lograr el progreso.

Para comprender mucho mejor el espíritu de La rueda celeste y, en especial, al personaje de George Orr, tenemos que remitirnos al taoísmo, ya que Ursula K. Le Guin tiene una fuerte relación con esta filosofía oriental, algo que ha plasmado en todas sus obras. Sin embargo, en este libro es posible encontrar una representación especial, puesto que con ella pretende acercar esta doctrina a nuestra mentalidad occidental.


El taoísmo es una doctrina filosófica y religiosa concebida por Lao-Tse, siendo una de sus premisas la estimulación de un quietismo ideológico. Preconiza el dominio de las pasiones y la práctica de la frugalidad y la continencia. Esto lo encontramos representado en George Orr, que prefiere no emplear su don y permanecer pasivo ante el devenir del mundo; de modo que, aquello que en un inicio entendíamos como cobardía, resulta ser el reflejo de esta noción. Relacionado con esto podemos comprender el significado de la simbología que encarna el mar y, en concreto, la figura de la tortuga, un ser longevo que asiste durante décadas a los cambios sin inmutarse (presente en la portada así como al comienzo del libro).

El doctor Haber representa el contraste con esta filosofía así como, sin desprenderse de este aspecto, plantea un interrogante sobre la posibilidad de hacer uso de "deseos" para cambiar el mundo tal y como lo conocemos. ¿Sería sabio hacerlo? ¿O correcto? Sin embargo, la autora responde a esta pregunta con la resolución de los acontecimientos y es que dichos deseos nunca se traducen en lo que uno espera. En este caso, influidos por la imprevisibilidad del inconsciente.

La narración es complicada debido a la gran carga de conceptos y explicaciones de alto contenido científico y especializado. De modo que se traduce en una lectura pausada especialmente a lo largo de la primera mitad del libro, donde el avance de la trama es más lento, aunque después el ritmo vaya aumentando de forma exponencial. Sin embargo, se trata de una narración inteligente con conversaciones y reflexiones simbólicas que muestran los preceptos de la filosofía taoísta.

Puntuación
La rueda celeste es una novela de pura ciencia ficción que pretende acercarnos la filosofía taoísta a través de una trama en la que un individuo puede soñar hechos que alteran la realidad; algo de lo que su psiquiatra querrá aprovecharse para hacer el bien y que, sin embargo, conllevará consecuencias desastrosas. A través de esta fascinante historia de moralidad, la autora nos presenta una gran carga de crítica social a través de una previsión pesimista de nuestro mundo futuro. Una lectura única de una de las mejores autoras de ciencia ficción y fantasía que resulta en una experiencia inolvidable para el lector.


Sobre la autora:

Ursula Kroeber Le Guin, nacida en Berkeley (California) en 1929, ha cultivado tanto la narrativa, en forma de novela y cuento, como la poesía y la crítica. Su amplia obra ha merecido múltiples galardones, entre los que destacan el National Book Award, el American Book Award y numerosos premios Hugo, Nebula, Jupiter y Locus. En 1991 recibió el Harold D. Vursell Memorial Award, otorgado por la American Academy and Institute of Arts and Letters, y en 2001, el SF Hall of Fame a toda su trayectoria. 
En el otro viento, la última novela de Terramar incluida en el volumen Historias de Terramar, recibió en 2002 el Premio World Fantasy. En 2003 fue elegida Gran Maestro por la SFWA, la asociación norteamericana de escritores de ciencia ficción. Se describe como una persona «feminista, conservacionista, ecologista, norteamericana, apasionadamente comprometida con la literatura, paisaje y vida de la Costa Oeste».


¿Qué os ha parecido el libro? ¿Lo habías leído? 
Si lo habéis hecho espero recibir vuestras opiniones en los comentarios.
¡Hasta la próxima!

11 comentarios:

  1. ¡Hola! Me encantaría leer este libro y claro, darle su tiempo, para poder disfrutarlo...me llama particularmente la atención que nos presente un siglo XX alterno y con una filosofía, que de seguro me dejará pensando y reflexionando...Gracias por la reseña, un beso!

    ResponderEliminar
  2. Suena interesante, y lo que mencionas de que se escribió hace tantos años y no pierde vigencia debido a las situaciones que se viven en la actualidad. Parace ser un libro para reflexionar.

    ResponderEliminar
  3. Me cuesta mucho leer Scifi, no logro conectar con las historias, te leo y no tiene mala pinta, pero me conozco y se que retrasaré su lectura...

    Una buena reseña.
    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  4. Me cuesta mucho leer Scifi, no logro conectar con las historias, te leo y no tiene mala pinta, pero me conozco y se que retrasaré su lectura...

    Una buena reseña.
    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  5. Hola, con esta novela estoy un poco indecisa. Por un lado, me parece una historia muy interesante, pero creo que la prosa va a poder conmigo. Así que es una lectura que me apetece mucho, pero no me atrevo. Si la narrativa es muy complicada, me cuesta mucho prestarle toda mi atención a la historia. Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  6. Hola amorosa!! La ciencia ficción no es lo mío, nunca he conseguido disfrutar de un libro de esta temática, con lo que mi primera idea al ver este libro ha sido "no me va a gustar" pero leyéndote... la verdad es que has conseguido picarme un poco para que le dé una oportunidad y si no fuera por esa narración de la primera mitad del libro que comentas, no lo pensaría, pero... de momento lo dejo en dudas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Wow si que parece una obra con un contenido inigualable!
    Sin duda alguna la leeré, es justo el estilo de obras que estoy buscando.
    Muchísimas gracia por tan buena y completa reseña, un beso ^^

    ResponderEliminar
  8. Hola Alex!!!

    Halaaaaaaaaaa tía! Cinco estrellacas! Joeeeer, entonces es que tiene que estar bien seguro.

    Te tengo que decir que en este post ya me has ganado solo por las imágenes: una tortuga marina verde y una tortuga marina carey en aguas cálidas y a mi se me van los ojos (sí, soy muy acuática). Además es que tienen una forma preciosa de nadar, casi como si fuesen poesía. Lo que más me jode es que son precisamente las tortugas las que más sufren la contaminación humana (se comen las bolsas de plástico que dejamos flotando en el mar y mueren, o mueren porqué se enredan en las redes de los pescadores -odio el arrastre- o por plásticos que sujetan las latas de refrescos...). La gente no se da cuenta que sin el mar, nosotros no estaríamos vivos.

    Pero a lo que voy:

    Traducido: en más de 40 años no hemos evolucionado nada de nada. Pues es una pena. Todavía nos queda mucho por luchar. Respecto al medio ambiente, es absolutamente deplorable lo que le estamos haciendo. DEPLORABLE. Empezando por lo que les meten a los alimentos (transégnicos, modificación genética, medicamentos, químicos) y estoy hablando solo de animales de granja, que después se come la gente (y que por cierto, a parte de ser innecesario y cruel consumir carne, es más contaminante). Después está el hecho de que explotamos los bosques: la caza -siempre digo que para quitar la vida a otro ser vivo por placer hay que estar mal de la cabeza-, la desforestación -el aceite de palma como ejemplo más próximo (tengo mucho cuidado con lo que compro porqué se lo meten a TODO)-. Después está todos los residuos que generamos, toda la mierda que lanzamos y que la gente piensa que la tierra o el mar se la tragan, y evidentemente los que sufren son los pobres animales por la avaricia humana. La contaminación, que hace que los casquetes se estén deshaciendo (son el aire acondicionado de la Tierra y los principales filtradores que hacen que no nos achicharremos), la caza masiva, la explotación (en circos, acuarios y zoos), y el mero hecho de no considerar que los animales son ALGUIEN y no ALGO. Esa doble moral hipócrita de acariciar a un perro o a un gato (y escandalizarse cuando en China los matan) pero ser impasibles ante el sufrimiento de una vaca, una cabra, un pavo o una gallina. A los humanos les queda mucho que aprender de los animales en cuestión de empatía.

    Dicho esto, vero que también en este libro se desata una buena crítica a la industria farmacéutica -te recomiendo mucho cualquier libro de Ben Golacre sobre el tema- que se lo merece. Lo del taoísmo, suelo huir de cualquier religión, pero creo que la autora hace bien en intentar abrir a otras culturas lo oriental.

    OOOOOOOOOOHHHHH QUE TIENE CIENCIAAAAA!!!!! Este libro lo tengo que pillar yo!!!!!!!!

    Un besote enooorme!!! ♥

    PS: las tortugas marinas pueden vivir 250 años. ♥ ¡Son fascinantes!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! ^^
    Entre que la ciencia ficción es un género que me cuesta, y lo que cuentas sobre este libro, no sé yo si llegaría a disfrutarlo. Aun así me lo apunto por si acaso, ya que es una autora de la que he oído hablar muy bien.

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. ¡Joder Alex!
    Tenía tiempo que no veía que un libro te hiciera darle las 5 estrellas, así que vamos bien encaminados, yo poco o nada sé sobre la filosofía Taoísta, pero soy una mujer que le encanta saber un poco de todo, así que no me cierro a darle la oportunidad a esta novela porque aunque sea de ciencia ficción (uno de los géneros que menos me gustan) solo por todo lo que describes acá creo que bien merece que le de una oportunidad. Gracias por hacer que siga siendo pobre jajajajaja es que no hay forma que deje de comprar tantos libros.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Hola Álex
    Creo que te ha gustado poco,no? (modo ironía on)
    Pues me alegro que lo hayas disfrutado, no es un género que suela leer pero me gusta conocer y leer todo tipo de reseñas. Estupenda tu opinión.
    Besos

    ResponderEliminar